Ortodoncia en niños pequeños. ¡Más Males que beneficios!

web-articulos

Lamentablemente se ha vuelto muy común y “de moda” ver niños pequeños con brakets en sus dientes, sometidos a interminables tratamientos de ortodoncia. Ortodoncias demasiado tempraneras y tan largas que al final le habrán de causar MÁS MALES que beneficios.


Es importante anotar que la edad promedio ideal en que se puede iniciar un tratamiento de ortodoncia se encuentra en las niñas a los 13 años y en los niños a los 14 años, ya que en estas edades están dadas las condiciones óptimas para la realización de dicho tratamiento. Así por ejemplo, es en estas edades donde se alcanza un buen grado de maduración radicular, es decir que las raíces de los dientes se han desarrollado y ya cuentan con una longitud adecuada. De igual forma, es en estas edades donde ya han salido la mayoría de los dientes permanentes, siendo este un factor clave para un buen tratamiento de ortodoncia.

Por debajo de los 13 años en las niñas y de los 14 años en los niños, se debe aprovechar al máximo el potencial de crecimiento que aún tienen y en lugar de Ortodoncia, adelantar un tratamiento de Ortopedia Infantil, el cual nos permitirá guiar el crecimiento armónico de los maxilares del niño logrando cambios óseos y faciales, para que tanto la mordida como los dientes que aún no han salido, se acomoden mejor. Sería completamente absurdo desaprovechar dicho potencial de crecimiento.

Entre los MALES más frecuentes que pueden ser ocasionados por esos interminables tratamientos de Ortodoncia que se realizan a tan temprana edad, podemos enumerar los siguientes:

1. Generación de reabsorciones radiculares o acortamientos de las raíces de los dientes (Enanismo radicular). Cuando en un niño pequeño se frena el normal desarrollo de las raíces, por el afán de iniciar los movimientos con ortodoncia, a futuro se pueden generar pérdidas tempranas de dientes por no tener unas raíces bien desarrolladas que les den soporte.
2. Generación de enfermedades periodontales tempranas, toda vez que los brakets le dificultan al niño realizar correctamente su higiene oral. Literalmente, la higiene oral será una lucha diaria y por muchos años. Al no poder el niño pequeño realizar una buena higiene oral, se generara mayor acumulación de placa bacteriana entre sus dientes y los brakets, se infectarán, inflamarán y sangrarán sus encías y habrá presencia de caries dentales recurrentes.
3. Generación de Caries de Mancha Blanca, causadas por la desmineralización de los dientes que son atacados por la Placa Bacteriana.
4. El tiempo del tratamiento de Ortodoncia se extenderá demasiado. Su Ortodoncia será INTERMINABLE, ya que para poder finalizarla completamente, se debe esperar a que todos los dientes permanentes hayan salido y sean involucrados en el tratamiento. Esta condición no sucederá hasta que el niño cumpla en promedio 13 a 14 años. Así por ejemplo, si se inicia un tratamiento de ortodoncia en un niño de 8 años, deberá permanecer con brakets durante cinco años o más!!!

No permita que su hijo(a) sea sometido(a) a un tratamiento de Ortodoncia antes de tiempo. Al final será una larga, interminable y dolorosa Ortodoncia que le causará MÁS MALES que beneficios.


Dra_ana_small

Dra. Ana Fernanda Soto Neira

Odontóloga – Universidad del Valle
Especialista Rehabilitación Oral – CIEO – Universidad Militar
Especialista Estética Dental – New York University
Directora en Becerra & Soto odontología de ALTA ESPECIALIZACIÓN Cali

Solicita tu Cita

Nombre (requerido)

E-mail (requerido)

Teléfono (requerido)

Su mensaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *